Escribe Pepo Garay ESPECIAL PARA EL DIARIO

La plaza “Jardín”: Epicentro de Villa de las Rosas y uno de los puntos neurálgicos del Valle de Traslasierra, la plaza local se presenta diáfana y movida, todo junto. Los autos la deambulan apreciándole la dulce figura antes de salir en búsqueda de múltiples destinos.

Los peatones, en tanto, disfrutan del escenario florido y arbolado, custodiado en el fondo por las hermosas Sierras Grandes. Los fines de semana, durante la temporada estival y en fechas especiales (pascuas, vacaciones de invierno, etcétera), a la postal se le suman los puestos de la feria municipal. Una de las “exposiciones” en su tipo más célebres de las sierras cordobesas, donde se juntan artesanos expertos en productos hechos en madera, lana, vidrio, porcelana y metal, y emprendedores que ofrecen embutidos varios, deliciosos quesos caseros y aceite de oliva hecho en la zona.

Un vecino llamado Champaquí: Si bien la mayoría de los que ponen pie en la localidad perteneciente al departamento San Javier lo hacen procurando relax y descanso, un buen número de viajeros arriban con el objetivo de treparle los lomos al Champaquí.

Y es que el municipio sirve como punto de partida para subir al techo de Córdoba (casi 2.900 metros de altura sobre el nivel del mar) por la variante este. Más desafiante que el que nace en Calamuchita (Villa Alpina, para ser más precisos), el camino de siete kilómetros de extensión es empinado, y demanda unas cuatro horas de marcha (más corto que el del vecino valle, pero se dijo: más difícil).

En el subir, viajeros llegados de distintos puntos del país e incluso del extranjero gozan con bosques de tabaquillos, primero, e impresionantes vistas de Traslasierra, cuando el entorno se torna pelado y rocoso. Se recomienda realizar la aventura en compañía de un guía (hay varios en el pueblo).

Otras caminatas: Bastante menos demandante se presenta el paseo del Cristo de Guasmara. Un periplo que llega a la cúspide del Cero El Mogote y su cruz, luego de recorrer las 12 estaciones del Vía Crucis (circuitos como este se encuentran en varias partes de la provincia, pero en pocos lados está tan bien acompañado por el paisaje como aquí). Desde la cima, se obtienen fabulosas panorámicas de la localidad y la región.

Otros circuitos de naturaleza y ambiente campero conectan con Los Molles, Las Chacras y El Pueblito. Parajes donde se pueden encontrar casas de artesanías perdidas en la montaña y algún que otro hippie viviendo la vida en relax total.

Alto dique: A sólo seis kilómetros de Villa de las Rosas aparece el Dique Sub Nivelador y el Dique La Viña. La estrella es este último, con su paredón de 105 metros de alto y aproximadamente 320 de largo (el más grande de Córdoba).

El entorno es súper ameno y tranquilo, hijo del río Los Sauces (el que forman el Mina Clavero y el Panaholma). Alejado del ir y venir de la ruta y de los gentíos, propone un juego distinto con las Sierras Grandes, a las que mira con algo más de distancia. El lugar es ideal, además, para la práctica de deportes acuáticos y la pesca del pejerrey.

Agua en bajada: Con el tema del agua ya en la mesa, levantan la mano los arroyos que bajan desde las Sierras Grandes en compañía de los ya citados bosques de tabaquillos (su caudal, obviamente, depende de cómo estén las lluvias en las alturas del Champaquí y sus hermanos).

Si el remojar de pies no alcanza, una buena opción resulta el mismo Balneario Guasmará, caracterizado por una generosa vegetación de arboledas y ambiente a descanso. De lo contrario, siempre resultan alternativas de peso la escapada hasta el Balneario del vecino y bello pueblo de San Javier, o bien a los ríos Chico o Los Sauces, en la también cercana Nono.

UBICACION Centro del Valle de Traslasierra

DISTANCIAS 310 kilómetros desde Villa María

POBLACION 5.000 habitantes

FUENTE: NOTA EL DIARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *