Decorar con color: ¿qué tono elegir para las paredes?

0

Decorar con color: ¿qué tono elegir para las paredes?

En los últimos años el color comenzó a trepar por las paredes. Hoy tenemos carta libre a la hora de utilizar tonos osados en todos los ambientes de la casa. Ahora bien, no todos los colores quedan bien en todos los espacios. Para tomar una buena decisión, te acercamos algunos consejos:
-Los tonos cálidos como el rojos, naranja y amarillo son estimulantes. Lo ideal es reservarlos para el living, el comedor o la cocina. También son colores que funcionan bien en un cuarto infantil, espacio que además de funcionar como lugar de descanso también suele utilizarse como área de juego.
-Para un cuarto adulto los colores recomendados son los fríos, como el azul, el celeste, los violetas y el verde frío (es aquel que tiende más al azul que al amarillo). Si igual optás por un tono cálido, lo ideal es usar aquellos que sean muy suaves. Si elegís uno fuerte combinalo con deben tener una dosis de gris, que ayude a bajarlo un poco.
-Otra idea para usar colores en un espacio es pintar franjas verticales u horizontales en una pared. Lo mejor es usar no más de dos colores contrastantes, dos que sean combinables o hasta tres o cuatro intensidades diferentes de un mismo color.
-Otra forma de incorporar color es a rmar una trama con un esténcil y aplicarla sobre una base neutra o semi-neutra.
– Si el espacio es grande y/o luminoso, podés animarte a aplicar tonos más saturados. Cuando el ambiente es más bien pequeño, lo mejor es optar por una sola pared para pintarla con un color llamativo.
-Esta regla también vale para los grises. Lo ideal es elegirlos para espacios con muebles de madera clara o laqueada en blanco. Con la idea de darle más luz al ambiente, dichos muebles pueden ir acompañados de accesorios (lámparas, almohadones, alfombras, mantas,etc.) en tonos claros y vibrantes.
-Una pared en un color fuerte y de mucho contrastante con el resto funciona perfectamente para reforzar un sector particular, como podría ser la cabecera de la cama en el cuarto, el muro sobre el que está apoyado el sillón en un living o un hall de acceso.
-Si apuntás a un cambio pero no te animás a tanto, podés aplicar un color sobre el cielorraso -siempre y cuando sea alto- para incorporar un tono pero que no quede tan expuesto. Basta sólo con reemplazar el blanco clásico por un blanco roto combinado con colores neutros.

REPLUS google+

REPLUS facebook fans

Compartir.

Acerca del Autor

REPLUS® ARGENTINA

REPLUS® Servicios Inmobiliarios Agentes Profesionales. Resultados Máximos.®

Dejar una respuesta