ZONA DE UBICACIÓN DEL MICROCLIMA

La zona que corresponde a este microclima está ubicada entre las provincias de Córdoba y San Luis, en la angosta franja del faldeo de las sierras, mirando hacia el poniente.

Aunque sus límites son imprecisos se estima que tiene unos 50 km de sur a norte y apenas 5 km de este a oeste, es decir, desde la parte más alta del faldeo hasta la más baja.

La región que comentamos comienza al norte, en El Departamento de San Javier, Provincia de Córdoba, y concluye al sur, en Cortaderas, Provincia de San Luis.

También desempeñan un importante papel en la formación del microclima la latitud geográfica de 32 grados sur, la altitud media de la sierra de 2000 mts y su orientación Norte-Sur.

INFLUENCIA DEL MICROCLIMA SOBRE LA VEGETACIÓN

Coexisten en la franja que consideramos, una gran variedad de plantas nativas: herbáceas, rastreras, trepadoras, arbustivas, arborescentes y parásitas.

Este fenómeno poco frecuente es indicador de las buenas condiciones climáticas, que reducen al mínimo las condiciones desfavorables durante todo el año.

Con las plantas cultivadas pasa algo parecido. Es corriente que se encuentren en producción simultáneamente manzanos, perales, nogales, duraznos, higueras y también cítricos, cuando, por lo común, en las zonas donde son típicas las primeras no se dan los citrus.

Es realmente la patria de las hierbas aromáticas, tanto naturales como de cultivos industriales o medicinales.

CLIMA CARACTERÍSTICO DE LA ZONA DE MICROCLIMA

La presión general es apenas una décima parte más baja que a nivel del mar con escasas y reducidas variantes.

El aire es moderadamente seco, pero lo verdaderamente valioso y destacable es que la temperatura, en las horas de sol, durante la mayor parte del año es de 16 y 24 grados centígrados, y las variaciones son muy leves.

La temperatura ideal para un ser humano está entre los 18 y 22 grados con un 30 a 40% de humedad relativa, es entonces cuando una persona se siente a gusto por la sencilla razón de que todas sus funciones vitales están requiriendo un mínimo de esfuerzo.

Casi todos los días tienen ocho horas de bienestar y aunque debemos descontar algunos con mal tiempo, fácilmente se alcancen las 2.500 horas de confortabilidad en el transcurso del año.

El “bienestar climático” hace referencia a la sensación que percibe una persona sana, vestida con ropas livianas en verano o con muy moderado abrigo en invierno.

¿POR QUÉ SE FORMA EL MICROCLIMA?

La formación del microclima es consecuencia directa de la ubicación de la Sierra de Comechingones.

Aquí juegan papeles importantes la latitud geográfica de 32 grados sur, la altitud media de la sierra de 2000 mts y su orientación Norte-Sur que impide el paso de la corriente de aire de baja altura proveniente del litoral.

Para vencer esa oposición, la corriente aérea de baja altura tiene forzosamente que ascender y sobrepasar la sierra en sentido transversal, para continuar su marcha rumbo al oeste-sudoeste. A medida que remonta el suave faldeo, se dilata y por consiguiente se va también enfriando.

En condiciones medias, al efectuar un movimiento vertical, la temperatura del aire desciende un grado centígrado cada 100 mts. Este último valor es el que corresponde al denominado “gradiente adiabático del aire saturado”.

Cuando por efecto del enfriamiento, se alcanza el punto de saturación, llamado también “punto de rocío” comienza la condensación de vapor de agua líquida.

El proceso de condensación se ve acelerado, además, por los núcleos de polvo. A estos núcleos de mayor tamaño se los denomina “gérmenes de precipitación” que al ser arrastrados hacia arriba, se humedecen, iniciando la formación de gotas de agua.

De inmediato se producen nubes, neblinas y finalmente, comenzarán las muy típicas y frecuentes garúas, en el popularmente llamado “el otro bajo” o “bajo cordobés”.

Disueltos en el agua caen el polvo atmosférico, las partículas de polen, hongos y microorganismos para depositarse en el suelo de alta montaña. De este modo se explica la llamada “pampa de la cumbre”, singular formación edáfica situada en alturas y condiciones aparentemente inexplicables.

Este proceso adiatábico, tiene la virtud de apreciarse a simple vista y es, por lo regular, de una majestuosidad incomparable, especialmente en verano.

El resultado es que el aire se filtra y purifica, desaparece toda suciedad o vestigio de contaminación. Este factor es tan importante para la formación del microclima, que podría decirse que todo él es el resultado de la pureza de la atmósfera.

PROPIEDADES DEL MICROCLIMA

Por esta maravillosa y utilísima función del ozono, resulta un agente bactericida o desinfectante y por lo mismo, un efectivo purificador de ambientes.

Por otra parte, debido al alto contenido de ionización negativa que se registra en la falda se considera la zona altamente beneficiosa para el tratamiento del asma y como sedativo para los estados nerviosos.

Los iones negativos son pequeñas partículas cargadas de electricidad, muy activas biológicamente, de ahí las mejoras que producen en el cuerpo. Como el viento norte rara vez alcanza estas alturas (900 a 1100 metros) no hay arrastre de polvo ni iones positivos que son generadores de la depresión. Es muy notorio el estado depresivo en los días que anteceden a los cambios de tiempo en la llanura.

Las noches son frescas en verano y frías en invierno y aún con heladas, pero los días son soleados y las tardes siempre apacibles y agradables en todas las estaciones.

Por el reconocido poder germicida del aire serrano y por la menor presión bárica que estimula el aumento de glóbulos rojos en la sangre, es que se recomienda a los enfermos del pulmón y las vías respiratorias la inhalación de aire de montaña.

Esta cualidad tan popular del aire de montaña hizo que todos los sanatorios que tratan estas afecciones se instalaran en las sierras de Córdoba.

El suelo es pedregoso con abundancia de minerales.

Predomina el granito (roca compuesta de feldespato, cuarzo y mica).

Potencial electromagnético – espectro atmosférico

La radiactividad del suelo resulta un bactericida natural para el habitante y el visitante que disfruta de paseos al aire ibre.

El aire serrano, cargado de iones negativos, produce un efecto sedante ideal para el descanso y el reparo físico-espiritual tan deseado por los visitantes provenientes de las grandes ciudades.

Estas condiciones otorgan a Traslasierra las características necesarias que fundamentan su reconocido y recomendable microclima que mejora la oxigenación del cerebro necesaria para lograr una efectiva longevidad.

Los elementos de esta tipificación en conjunto ejercen un equilibrio beneficioso para la salud y además constituyen

3 fenómenos que dan la formación del microclima, ellos son:

IONIZACION

Es el fenómeno por el cual los átomos se transforman en iones (es decir adquieren o pierden uno o más electrones y por lo tanto poseen una o más cargas elementales, positivas o negativas). Las Sierras de los Comechingones cuentan con un porcentaje importante de ionización negativa.

OZONIZACION

El granito anfibol (constituido por Uranio y Torio) se desintegra produciendo un cambio en la composición molecular del oxígeno de la atmósfera integrando cada molécula con tres átomos y consecuentemente genera una cámara hiperbórica natural.

OXIDO NITROSO

Al desintegrarse el granito anfíbol cuando se une a la atmósfera, se desprende nitrógeno que al contacto con el oxígeno produce óxido nitroso (por vía de inhalación genera sensación de bienestar a las personas).

La radioactividad muy raramente se da en forma natural y atmosférica..

Existen en el país más de 400.000 kilómetros de zonas con posibilidades uraníferas, pero no se dan en ellas las condiciones de Microclima.

Estos fenómenos otorgan a los habitantes de la región la posibilidad de vivir en plenitud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *